Jorge Taiana: «El desarrollo de la Argentina necesita de su dimensión bicontinental»

El ministro de Defensa, Jorge Taiana, afirmó que «el desarrollo de la Argentina necesita de su dimensión bicontinental», en el marco de una gira por Santa Cruz y Ushuaia en la que se anunciaron medidas para intensificar la presencia soberana del país en el Atlántico Sur.

En un reportaje con Télam, Taiana sostuvo que «una de las primeras cosas que queríamos hacer este año era rehabilitar la base aérea de Río Gallegos a través del traslado del escuadrón de Twin Otter, venir a Tierra del Fuego para poner en marcha los nuevos vuelos de Líneas Aéreas del Estado (LADE) para ampliar la conectividad entre la isla y el continente, instalar un radar de vigilancia en Río Grande y avanzar en Ushuaia con la Base Naval Integrada»

En ese sentido, el ministro señaló que «son cosas importantes que podemos hacer para visibilizar a toda la Argentina debido a la importancia de tener la mirada y la acción en el Atlántico Sur, en el Sur de la Argentina y en la isla de Tierra del Fuego que es una base natural de aproximación a la Antártida y a nuestras islas«.

El funcionario indicó que «La Argentina tiene muchas tareas pendientes para su desarrollo, su integración y para el bienestar general de su población; es el octavo país del planeta en extensión geográfica y si le sumamos todo lo que tiene que ver con la plataforma continental es todavía más amplio, pero es indudable que algunas tareas nos cuestan mucho».

Al respecto se preguntó: «¿Cómo se concilia la expedición al Polo Sur del general Leal con las dificultades que hubo por casi cinco décadas para recuperar la base Petrel después de un incendio? ¿Cómo se explica que no haya una comunicación más fluida entre la Argentina continental y la isla de Tierra del Fuego? No sólo desde la perspectiva de la Defensa, sino también desde una mirada más integral de la actividad económica y social. ¿Cómo se explica que no tengamos todavía un canal Magdalena que significa la conexión de la Argentina fluvial con la Argentina marítima?».

En esa línea agregó que «es un momento oportuno para encarar una mirada al sur y en eso hay varios hechos en los últimos años que así lo indican. Uno fue la presentación de los límites exteriores de la plataforma continental porque ese nuevo mapa es impactante y muestra una Argentina de una dimensión y unas responsabilidades colosales, y eso lleva a que haya habido más preocupación y que se hayan podido impulsar políticas con cierta consistencia, como el programa ‘Pampa Azul’ durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner que alentó a la participación de investigadores, universidades y organismos como el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep), que ha tenido un desarrollo muy importante».

Taiana consideró que «ante las perspectivas que abre la evolución de las tecnologías aplicadas a la pesca, al transporte y otras actividades económicas en el siglo XXI, los recursos naturales renovables y no renovables que están en nuestro mar ya sea en la zona económica exclusiva o en el suelo hasta el límite exterior de la plataforma toman otra relevancia; también la toma de conciencia global sobre el cambio climático pone en otra consideración a la Antártida que se la veía como algo lejano y lo mismo sucede con el paso transoceánico, por eso redescubrir a la Argentina como un país bicontinental es un tema vital que los argentinos vamos comprendiendo y dándole la relevancia que corresponde».

«Redescubrir a la Argentina como un país bicontinental es un tema vital que los argentinos vamos comprendiendo y dándole la relevancia que corresponde»

«Creo que se pueden encaminar bastantes cosas, en el caso de la integración entre Tierra del Fuego y el continente ya estamos avanzado con los nuevos vuelos de LADE mientras se consolida una presencia conjunta de las fuerzas armadas en la isla y se construye la nueva Base Naval Integrada que son cosas que van a afianzar mucho más la integración territorial del país y su lazo con el territorio antártico tanto en el plano científico, como en el ambiental y en el político», enfatizó.

Al respecto añadió: «no sabemos aún si las políticas de mitigación del cambio climático van a tener efecto, por ahora es algo dudoso, pero a pesar de eso hay cosas que se pueden hacer y que vamos a llevar adelante; vamos a construir la Base Naval Integrada, vamos a recuperar la base aérea de Río Gallegos, vamos a reactivar Petrel como base de invernada en la Antártida, vamos a poner más radares y vamos a volver a tener mayor actividad en Isla de los Estados donde hay una presencia pero queremos intensificar las tareas científicas y las de vigilancia y control del Atlántico Sur».

«Queremos fortalecer nuestra presencia en el sur y nuestra vigilancia, recordemos que a principios de este año se puso en marcha el Comando Conjunto Marítimo y todo eso va a dar resultado; para controlar hay que tener medios, y esos medios hay que recuperarlos, hay que construirlos o comprarlos, y ninguna de esas cosas es sencilla o inmediata. Pero creo que vamos mostrando y ganando consenso en la sociedad acerca de la importancia de estos temas y de la Defensa en estas tareas», estimó.

Asimismo, Taiana advirtió: «tenemos que tener presentes que este es un momento económico complicado, apenas esta semana se presentó el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que es enormemente difícil y muy probablemente nos ponga limitaciones para los medios, por eso vamos a tener la responsabilidad de que todos los recursos de los que podamos disponer sean utilizados en su máximo rendimiento posible; estamos trabajando con ese criterio y a pesar que de que el Congreso no aprobó el presupuesto tengo la confianza de que este año se van a poder hacer muchas de estas cosas».

El ministro indicó que «es evidente que hay un interés creciente de distintos países sobre el Atlántico Sur, eso nosotros lo venimos sufriendo hace muchísimos años con la ocupación de parte de nuestro territorio por parte de una potencia extranjera que es miembro permanente del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, pero que no honra el derecho internacional manteniéndose en una posición agresiva desde 1833; sabemos bien de la importancia estratégica del Atlántico Sur no sólo para la Defensa, sino también para el paso del Pacífico al Atlántico, para la proyección antártica y por su riqueza significativa en recursos naturales».

«El incremento de vuelos desde y hacia las Islas Malvinas en los últimos tiempos tiene que ver con las tareas que el Reino Unido desarrolla en el marco de su ocupación ilegal que abarca ejercicios militares y despliegues de nuevos sistemas de armas; son cosas que evidentemente preocupan a la Argentina y de las que los británicos en algún momento deberán dar cuenta por sostener el anacronismo de una situación colonial en pleno siglo XXI», remarcó.

El funcionario apuntó que «la prioridad es el bienestar de nuestra población, reducir esos índices de pobreza que son escandalosos, la prioridad es el desarrollo, la producción, el trabajo y los derechos para todos; en ese marco es que hay que pensar la Defensa porque no se la puede pensar aislada de la sociedad que debe proteger»

Agregó que «lo primero es mejorar de manera significativa el bienestar de la población, y en el marco de la Defensa consolidar una transformación que tiene que ver con la incorporación y actualización de tecnologías, pero también con el rol de la Defensa donde hay claridad en una estrategia defensiva que debe tener una real capacidad de disuasión, que es algo que se vio muy limitado a lo largo de las últimas décadas por distintos motivos políticos y económicos».

«En esto juega un rol muy importante el Fondo Nacional de la Defensa (Fondef) que junto a la readecuación de todo el despliegue y las prioridades de las fuerzas armadas va a permitir concretar la recuperación de capacidades que la Defensa del país requiere», completó Taiana.

El ministro visitó Ushuaia el jueves y viernes pasados en el marco de una serie de actividades que incluyeron la puesta en marcha de nuevas conexiones aéreas entre las provincias Tierra del Fuego y Santa Cruz a través de LADE; la instalación de un radar de vigilancia en la ciudad fueguina de Río Grande y el inicio de la construcción de la nueva base naval integrada en Ushuaia.

Deja un comentario