Las ministras de educación y Salud destacaron la importancia De la vacunación para la vuelta a clases

En una reunión conjunta de los Consejos Federales de Salud y de Educación se aprobó el protocolo denominado «Aula Segura» para la prevención y control de la Covid-19 en los establecimientos educativos de los niveles inicial, primario y secundario de todo el país, de cara al inicio del próximo ciclo lectivo.
El presidente Alberto Fernández estuvo en el cierre de la reunión que se desarrolló en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada y fue encabezada por los ministros de Salud, Carla Vizzotti, y de Educación, Jaime Perczyk.
Las ministras de Salud, Natividad Nassif y de Educación,Mariela Nassif, de nuestra provincia, participaron del encuentro junto a sus pares de las 24 jurisdicciones nacionales y referentes gremiales docentes.
En el acto, se presentó el protocolo de seis ejes para el inicio de clases en el contexto de la pandemia de Covid-19 que incluye asistencia cuidada, vacunación, uso apropiado del barbijo, ventilación, higiene y distanciamiento social. El objetivo es garantizar 190 días de clase con presencialidad plena y continua.
Luego de la reunión, las ministras de Educación y de Salud de la provincia manifestaron la adhesión de la provincia de Santiago del Estero al protocolo y coincidieron en destacar el trabajo conjunto que se realizó entre ambas carteras para definir un protocolo de carácter general. No obstante, señalaron que “como jurisdicción, conforme a la vigilancia que se irá realizando de la situación epidemiológica, podremos generar recomendaciones para garantizar condiciones seguras para la salud de los niños, niñas y adolescentes en las aulas”.
Por otro lado, destacaron que la implementación de este protocolo es posible gracias al impacto de la histórica campaña de vacunación que desarrolló la provincia y el país, tanto en docentes como en niños, niñas y adolescentes. En este sentido, instaron a completar los esquemas de vacunación, tomando conciencia que es una herramienta indispensable para cuidar la propia vida y la de los demás.
Hasta el 3 de febrero en Santiago del Estero, la cobertura de vacunación en niños y niñas es del 95% con primera dosis y 77% con segunda dosis. En tanto en adolescentes de 12 a 17 años, el 98% cuenta con primera dosis y el 81% con segunda dosis. “Nuestro gran desafío es completar la vacunación de ambas poblaciones antes del inicio del ciclo lectivo», indicaron.
Para ello, recordaron que todos los vacunatorios permanentes están abiertos y cuentan con todas las vacunas disponibles, tanto los de Capital y La Banda como los hospitales del interior de la provincia. Los niños y niñas de 3 a 11 años también pueden vacunarse en las UPAs y CAPs de Capital y La Banda.
Los puntos clave del protocolo Aula Segura
Las pautas buscan ser sencillas, posibles y tendientes a garantizar la presencialidad plena en condiciones de pandemia.
Entre otras medidas, el documento establece que la escuela deberá recabar la información sobre la inmunización contra COVID-19 de toda la comunidad educativa, así como la del calendario nacional de vacunación.
Si bien se eliminan las burbujas, ante la presencia de síntomas o malestar general -asociado o no al COVID-19-, el personal y los alumnos no deben acudir a clases y deben permanecer en aislamiento siguiendo los criterios vigentes. Al mismo tiempo se recomienda que realicen la consulta médica correspondiente.
En caso de que no sean compatibles con COVID-19, luego de 24 horas sin síntomas podrán volver a la escuela, pero ante la presencia de casos confirmados se debe cumplir el aislamiento previsto, así como las medidas dispuestas ante contactos estrechos según la condición de vacunación.
La sospecha y confirmación de casos no implicará necesariamente el cierre del aula ni la interrupción de la presencialidad. Frente a sospechas de brotes (al menos tres casos confirmados en el aula asociados epidemiológicamente en un periodo igual o inferior a 7 días), la autoridad sanitaria realizará la evaluación de riesgo pertinente y se encargará de definir en conjunto con las de educación las medidas a adoptar.
A partir de primaria, el uso de barbijo es obligatorio y debe estar bien ajustado a la cara durante toda la jornada educativa en espacios cerrados. La ventilación deberá ser cruzada y constante, se deben higienizar regularmente los ambientes y mantener una adecuada limpieza de manos, y se priorizará la distancia en los momentos en que no se utilice barbijo.

Deja un comentario