El Gobierno apura las sesiones extraordinarias en el Congreso y alista a su tropa para la próxima semana

El Gobierno busca avanzar con el llamado a sesiones extraordinarias en el Congreso, por lo que estiman que para la próxima semana podría concretarse el deseo del Ejecutivo. El oficialismo necesita aprobar una serie de proyectos pendientes, como el Consenso Fiscal 2022, Ley de Hidrocarburos, Agroindustrial, la reforma del Consejo de la Magistratura e incluso el Plan Plurianual, entre otros.

La convocatoria oficial se publicará a fines de esta semana o principios de la próxima, según indicaron fuentes del Gobierno a la agencia Noticias Argentinas. Aunque todavía no hay una fecha definida, la Casa Rosada tendrá listos a sus diputados y senadores con vistas al 17 de enero.

De este modo, el Frente de Todos buscará aprobar una serie de proyectos pendientes, para definitivamente cerrar el 2021 y proyectar el 2022.

Entre los proyectos más salientes se encuentran las leyes de Consenso Fiscal 2022, Hidrocarburos, Agroindustrial, Automotriz, Electromovilidad, y Compre Nacional, además de la reforma del Consejo de la Magistratura.

También sigue sobrevolando la posibilidad de que se presente el «Plan Plurianual» anunciado a fines del año pasado por el presidente Alberto Fernández, un programa de metas compatible con los criterios y objetivos de desarrollo productivo y economía fiscal comprometidos con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Otro tema además de la deuda, que podría ser incorporado en la agenda para las extraordinarias, es la reforma del Consejo de la Magistratura. En estos momentos hay un proyecto del Ejecutivo, que ingresó por el Senado a fines de 2021.

El tema es uno de los más complicados, puesto que genera conflictos en ambos lados de la grieta. De este modo advierten una dificultad para construir mayoría en el nuevo Congreso, la que permita avanzar con esa reforma.

La Corte Suprema anuló la reforma de Cristina Kirchner del 2006 y emplazó al Parlamento para que en un plazo de cuatro meses contando desde mediados de diciembre se sancione en ambas cámaras una nueva ley, que precisaría una mayoría agravada (un objetivo imposible sin acuerdo previo entre las fuerzas) .

Vencido ese plazo, la consecuencia sería la nulidad de todas las decisiones tomadas por el Consejo (que entre otros funciones tiene la de selecciones los jueces y fiscales federales de todo el país) y la vuelta a la integración original previa a la reforma del 2006.

 

Deja un comentario