Cristina Fernández: «Regalito de Navidad de dos jueces de Cámara Federal para Macri y su pandilla»

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner ironizó este miércoles sobre la decisión de la Cámara Federal porteña de revocar los procesamientos de los extitulares de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por supuesta «asociación ilícita» en la causa que investiga maniobras de espionaje ilegal realizadas durante el Gobierno de Mauricio Macri.

«Regalito de navidad de dos jueces de la Cámara Federal de Comodoro Py para Macri y su pandilla. ¡Mamita!», escribió Fernández de Kirchner en su cuenta de la red social Twitter y agregó: «¡Llegó Papá Noel!».

La Vicepresidenta remarcó que «los agentes de inteligencia de la AFI utilizaron recursos y logística del organismo para espiar todos y cada uno de los objetivos que sólo le interesaban al mismísimo Mauricio Macri…» pero, advirtió: «él (por el expresidente), su amigo Arribas y su socia Majdalani no sabían nada y no tienen nada que ver. ¡Andá!».

Este martes la Cámara Federal porteña revocó los procesamientos a los extitulares de la AFI que habían sido dictados por la Justicia Federal de Lomas de Zamora y sólo mantuvo el procesamiento de Majdalani por presunto «incumplimiento de deberes», al entender que no había controlado la actividad de un grupo de agentes de ese organismo procesados por supuesto espionaje ilícito.

La decisión fue adoptada por una mayoría conformada por los jueces Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi, con la disidencia de su colega Edurado Farah, a través de un fallo que fue cuestionado desde el oficialismo nacional, en el cual abrevan varias de las víctimas de espionaje que adelantaron a Télam que apelarán la resolución.

El fallo

En el fallo de 213 páginas, los jueces Llorens y Bertuzzi aseguraron que es débil la hipótesis que sostiene que hubo una asociación integrada por funcionarios de distintos organismos del Estado organizada para el espionaje ilegal y, por el contrario, refirieron que hubo espías de menor jerarquía que violaron la ley de inteligencia actuando de acuerdo a motivaciones personales.

Es decir, la Cámara dio por probado que hubo un grupo de agentes de la AFI y también del SPF (una minoría en este caso), cuyos procesamientos quedaron confirmados por violación a la Ley de Inteligencia, actuó por «intereses personales» y usó «recursos» del Estado de manera ilegal, pero descartó que hubieran trabajado de forma organizada o respondiendo a órdenes de sus superiores jerárquicos.

Leave a Comment