Lula insistió con su reclamo de más unidad regional “para actuar como bloque”

Lula insistió con su reclamo de más unidad regional “para actuar como bloque”

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva volvió a reclamar la unidad de la región “para actuar como bloque, como una alianza sin hegemonías” e insistió en calificar al mandatario de su país, Jair Bolsonaro, como “un genocida, un asesino”.

“Si actuamos separados seremos más débiles. Si actuamos como bloque y establecemos una regla de alianzas sin hegemonías, podemos crear un bloque extraordinario de más de 400 millones de personas”, remarcó Lula, quien dejó en claro que no quiere “transformar a EEUU en enemigo”.

Subrayó que lo que pretende son “alternativas para no terminar el siglo XXI igual que el XX, y para eso hay que cambiar algo en las relaciones”.

En una extensa entrevista al ciclo “Largo aliento”, de la TV mexicana, Lula se preguntó “por qué no tenemos un banco en Latinoamérica con el que podamos negociar la moneda sin necesitar del dólar”.

Juzgó necesario que “México piense hacia América del Sur y que América del Sur mire más a México”, y lamentó que en varios países de la región “la elite empresarial y política es subalterna del imperialismo”.

“Si actuamos separados seremos más débiles. Si actuamos como bloque y establecemos una regla de alianzas sin hegemonías, podemos crear un bloque extraordinario de más de 400 millones de personas”

Lula consideró “importante” que haya cambios en Nicaragua y ratificó su postura en favor de la alternancia en los gobiernos.

“Todas las veces que un gobernante empieza a pensar que es irremplazable, ahí empieza a haber algo de dictadura en ese país. (Daniel) Ortega fue un gran presidente. Pero las cosas no están bien. Sí le puedo dar un consejo: no se olviden de la democracia, no dejen de defender la libertad de prensa”, expresó.

Lula: “Son alternativas para no terminar el siglo XXI igual que el XX, y para eso hay que cambiar algo en las relaciones”.

Lula puso como ejemplo que cuando dejó el Gobierno de Brasil, aunque su imagen positiva estaba en el 87 por ciento, rechazó la posibilidad de buscar un tercer mandato.

Respecto de Cuba, juzgó que el pueblo “tiene derecho de ir a la calle a pedir más libertad, más comida o más energía”, pero dijo no entender por qué Estados Unidos no propicia un diálogo y cuestionó los más de casi 60 años de bloqueo contra la isla.

“(Joe) Biden debería convocar a (Miguel) Díaz-Canel para una conversación, para encontrar una solución negociada y ver qué se puede hacer. Lo que no puede permitirse es la injerencia. Cada pueblo tiene el derecho de discutir su destino”, manifestó Lula, que se declaró “hincha de la Revolución”.

Para el expresidente, “si Cuba no tuviera el bloqueo sería Noruega, Suiza, Holanda”. “Ahora hay un gobierno que recién asume, que hizo cambios tratando de mejorar la economía”, repasó.

“La fórmula para cambiar las cosas no es difícil si cualquier gobernante tuviera el compromiso. El problema es que la mayor parte tiene poco compromiso con los más pobres. Normalmente se interesan por las clases altas”

Por otro lado, consideró que de 2002 al 2013 Sudamérica vivió una suerte de “periodo dorado” por el “fuerte proceso de inclusión social” y reivindicó las gestiones de Hugo Chávez en Venezuela, Néstor Kirchner en Argentina, Rafael Correa en Ecuador y Evo Morales en Bolivia.

Lula puso como ejemplo que cuando dejó el Gobierno de Brasil, aunque su imagen positiva estaba en el 87 por ciento, rechazó la posibilidad de buscar un tercer mandato.

Lula puso como ejemplo que cuando dejó el Gobierno de Brasil, aunque su imagen positiva estaba en el 87 por ciento, rechazó la posibilidad de buscar un tercer mandato.

“La fórmula para cambiar las cosas no es difícil si cualquier gobernante tuviera el compromiso. El problema es que la mayor parte tiene poco compromiso con los más pobres. Normalmente se interesan por las clases altas”, advirtió, y evaluó que “por eso hay países en los que la economía va bien, pero los pobres siguen siendo pobres”.

Reseñó que en campaña, antes de llegar a la jefatura del Estado, dijo que si lograba que “todos tuvieran desayuno, almuerzo y cena cada día, eso significaría que habría logrado la realización” de su vida, porque muchas veces le tocó no tener qué comer y por eso “sabía lo que significaba tener hambre”. “Muchas veces a los más ricos no les importa quienes duermen en las calles”, lamentó.

diaria

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: