La Unión Europea endureció el control de la exportación de vacunas

La Unión Europea endureció el control de la exportación de vacunas

La Unión Europea (UE) endureció su control a la exportación de vacunas contra el coronavirus producidas en su territorio, para garantizar el abastecimiento en el bloque y tras el hallazgo de casi 30 millones de dosis escondidas en Italia y destinadas al Reino Unido.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, indicó que la medida busca añadir “reciprocidad y proporcionalidad” en el mecanismo de control de exportaciones adoptado en enero, y por ello se adoptaron “dos ajustes” para eliminar los “desequilibrios”.

A partir de ahora, añadió Dombrovskis, se deberá considerar “dos elementos adicionales” al considerar la autorización de exportaciones: reciprocidad con el país de origen, y proporcionalidad en los pedidos.

Hasta ahora sólo se utilizó este mecanismo para frenar la salida de vacunas una única vez en el mes y medio que lleva en marcha y fue para bloquear una partida de AstraZeneca preparada para el envío desde Italia con destino a Australia.

En respuesta, el Gobierno de Reino Unido subrayó que el proceso de desarrollo y reparto de las vacunas contra la Covid-19 es “una operación internacional” y confía en seguir trabajando con Bruselas para garantizar el suministro de dosis. “Estamos combatiendo la misma pandemia”, advirtió.

Un poco más duro, el primer ministro británico Boris Johnson advirtió a la UE contra los “bloqueos arbitrarios” de vacunas

Esta revisión de las normas de autorización de exportación de vacunas ocurre en medio de una agria controversia entre la UE, el laboratorio AstraZeneca y las autoridades del Reino Unido.

Fuentes de la Comisión indicaron que la UE es el principal exportador de vacunas anticovid en todo el mundo, pero que no recibe vacunas producidas en territorio británico.

Para avivar aún más esta controversia, las autoridades italianas descubrieron escondidas en un depósito unas 29 millones de dosis de la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, supuestamente preparadas para su exportación a Reino Unido, y cuya existencia no había informada ni al Gobierno italiano ni a las autoridades comunitarias, según el diario La Stampa.

La dosis fueron encontradas en una planta de la empresa Catalent, cerca de Roma, después de que así lo advirtiese la Comisión Europea, informó la agencia alemana.

Según la agencia de noticias Bloomberg, al menos parte de este material habrían sido producido en Países Bajos por la firma Halix, una subcontratada de AstraZeneca con capacidad para generar 5 millones de dosis al mes.

Sin embargo, AstraZeneca aseguró que los 29 millones de dosis habían sido producidas fuera de la UE y que preveía repartir16 millones de ellas a los países del bloque antes de que acabara este mes.

“La vacuna fue producida fuera de la UE y transportada a la planta de Anagni para ser introducida en los viales”, agregó la farmacéutica, que explica que 16 millones de esas dosis van a ser repartidas entre los Estados miembros del bloque una vez que lo permita un “control de calidad”.

Los 13 millones de dosis restantes tienen como destino países de renta media y baja en virtud de la iniciativa Covax, el proyecto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para impulsar el reparto más equitativo de vacunas contra la Covid-19.

Luis diaria

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: